martes, 3 de abril de 2012

LAS TORRIJAS DE MARÍA DEL CARMEN

NUESTRAS RECETAS FAMILIARES
Ingredientes:
1 bolsa de pan de torrijas
(un pan de molde un poco más grueso del habitual)
1 litro de vino fino aguado (3 vasos de vino + 1 de agua)
3 huevos
2 vasos de azúcar blanca
Canela en rama
Canela molida
1 pizca de sal
Mezcla de aceite de oliva y girasol para freír.

Preparación:
Sacamos el pan de la bolsa la víspera para que se seque un poco. Ponemos el vino aguado en un bol o una fuente honda con una pizca de sal, removemos y vamos mojando las rodajas de pan por ambos lados, solo un momento para que no se empapen demasiado porque se romperían y las vamos colocando en otra fuente amplia y algo honda, cuando las tengamos todas, las tapamos con papel de aluminio y las dejamos reposar al menos un par de horas.
Mientras tanto preparamos el almíbar poniendo una cazuela al fuego con dos vasos de azúcar y cuatro de agua (aproximadamente), junto con dos ramas de canela desmenuzadas y una cucharadita de canela molida. Dejamos hervir a fuego no muy fuerte hasta que se empiece a espesar y conservamos al calor.
A continuación batimos los huevos muy bien batidos y le añadimos una pizca de agua, para evitar que salgan hilos al freír las torrijas.
Pasamos las rodajas de pan por el huevo de una en una y las vamos friendo en el aceite caliente hasta que queden doradas por ambos lados (el fuego no debe estar muy fuerte).
Las sacamos, escurrimos y las incorporamos a la cazuela del almíbar, dejamos que se empapen un poco por ambos lados dándoles la vuelta con cuidado de que no se rompan, y las vamos colocando ordenadamente en la fuente donde vayamos a servirlas. Si vemos que se nos gasta el almíbar añadimos más azúcar y más agua, dejamos que hierva hasta que espese un poco y seguimos.
Para que no se sequen las torrijas una vez hechas, es conveniente que de vez en cuando las rociemos con el almíbar que queda en el fondo.
Se sirven mejor frías que templadas (nunca calientes)


No hay comentarios:

Publicar un comentario