domingo, 14 de octubre de 2012

CALABACINES RELLENOS DE CARNE con BROTES GERMINADOS, NUECES Y PASAS

 
NUESTRAS RECETAS FAMILIARES
 
Ingredientes para 4 personas:
2 calabacines que sean grandecitos de diámetro
(u 8 calabacines de ración)
400 gr. de carne picada de ternera
1 lata pequeña de brotes germinados (90 gr.)
1 cebolla
3 dientes de ajo
1 zanahoria
50 gr. de nueces peladas
50 gr. de pasas sultanas (sin pepitas)
4 lonchas de queso tipo sabanitas
1 pizca de nuez moscada
1 pizca de curry
1 pizca de canela
1 pizca de pimienta negra molida
1 cucharadita de concentrado de carne (Bovril)
½  vaso de vino oloroso
Aceite de oliva
Sal 

Preparación:
En primer lugar lavamos muy bien los calabacines y los cortamos en 3 ó 4 cilindros cada uno (según sean de grandes) más o menos del mismo tamaño. Con un pelapatatas podemos hacerle unos cortes decorativos quitándoles unas tiras de piel para que queden a rayas.
Con ayuda de un sacabolas, o si no lo tenemos de una cucharilla, los vaciamos sin llegar hasta el fondo dejándoles 1 centímetro de carne adherida a la piel (también podríamos abrirlos por la mitad como si fueran barquillas y proceder del mismo modo)
Reservamos la pulpa del calabacín para otros usos, por ejemplo para hacer una crema para la noche.
Ponemos los cilindros ya huecos en el microondas un par de minutos a temperatura máxima para que se reblandezcan. Si quedasen muy enteros, los ponemos unos minutos más pero con cuidado de no pasarlos de cocción porque se romperían al rellenarlos. Los sacamos y dejamos que se enfríen mientras preparamos el relleno.
Pelamos y picamos muy finamente la cebolla, el ajo y la zanahoria y los ponemos a pochar en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiece a tomar color, añadimos la carne, damos unas vueltas, salpimentamos, agregamos las especias y la cucharadita de concentrado de carne y dejamos que se haga a fuego moderado, durante unos 8-10 minutos.
Una vez hecha la carne añadimos los brotes bien escurridos, las nueces y las pasas, mezclamos bien, bañamos con el vino y dejamos que reduzca sin dejar de dar vueltas para que la carne quede suelta y sin apelmazar. Apartamos del fuego y dejamos atemperar.
Rellenamos los cilindros de calabacín con la carne con ayuda de una cucharilla, tapamos con un trocito de queso y gratinamos en el horno a 200º grados, durante 10-15 minutos.
Servimos los calabacines calientes con unas patatitas fritas o al vapor o un poco de arroz blanco.

NOTA.- También podríamos añadirle una salsa al gusto pero yo he preferido servirlos así para no mezclar más sabores.

1 comentario:

  1. Muy buenos estés calabacines, me gustan ................un bico

    ResponderEliminar