viernes, 12 de octubre de 2012

TORTILLA DORADA DE CARLOS (de boquerones!)


NUESTRAS RECETAS FAMILIARES

Ingredientes para 4 personas (1 tortilla):
4 huevos
Un plato de boquerones fritos
(de los que nos hayan sobrado del día anterior)
Las hojas más verdes de una lechuga
3 dientes de ajo
Aceite de oliva
Sal
 
Elaboración:
Limpiamos los boquerones dejando solo los lomos limpios y los picamos con las tijeras de cocina (cuidando que no quede ninguna espina)
Lavamos bien las hojas más verdes de la lechuga (que estén verdes pero no estropeadas) las escurrimos y las cortamos en tiras finas.
Pelamos los ajos y los cortamos en láminas.
Ponemos un chorrito de aceite en una sartén antiadherente, salteamos el ajo y cuando empiece a tomar color, añadimos la lechuga, ponemos una pizca de sal y rehogamos a fuego suave unos minutos. Cuando esté a nuestro gusto (más o menos hecha) la sacamos, escurrimos y reservamos.
A continuación cascamos los huevos en un bol, batimos, sazonamos y agregamos la lechuga y los boquerones picados, mezclamos bien y cuajamos la tortilla en una sartén con un chorrito de aceite, echando la mezcla cuando el aceite esté bien caliente para que no se pegue, dejamos que se cuaje por un lado unos 3-4 minutos, bajamos el fuego y movemos la sartén en vaivén para que la tortilla se suelte del fondo, y le vamos dando en los bordes con la espumadera para evitar que nos salgan “flecos” y la tortilla quede lo más redondita posible, Una vez dorada por un lado, le damos la vuelta con ayuda de un plato grande y cuajamos por el otro lado otros 3-4 minutos.
Servimos antes de que se enfríe acompañada con una ensalada verde.
 
NOTA.- Esta tortilla que nos ha enseñado a preparar Carlos la ponían en el Restaurante “La Dorada” de Sevilla -de ahí su nombre- aunque yo nunca la había probado, la verdad, supongo que allí no la harían con pescado del día anterior como yo, pero lo cierto es que el resultado es sorprendente, está buenísima. La lechuga –que una vez guisada ya no parece lechuga sino más bien espinaca- la aligera y hace que el sabor del boquerón se suavice notablemente.
Es otra forma de aprovechar el pescado aparte de las consabidas croquetas o canelones, el salpicón o el pescado en sobrehúsa. Os la recomiendo.

10 comentarios:

  1. Me parece una receta de aprovechamiento riquísima, hoy en día no se puede tirar nada es más moralmente no debemos tirar nada que la cosa está muy mal para todos, desde luego te estoy dando la tabarra con tanta crisis, bueno nena que te ha quedado genial y me la apunto para cuando me quede pescadito, besos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tienes toda la razón María José, la comida no se puede tirar aunque no estuviéramos en crísis, un beso!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias belén, espero que te guste, un beso!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Pues sí, para salir de la rutina de lo de siempre, verdad? , Besos

      Eliminar
  4. Buena tortilla y muy original, me la punto ya, llevo un ratito ojeando tus recetas que me parecen estupendas el cocido de Antonio con su pringa es memorable, me voy a quedar por aquí para tomar nota, a mi si te apetece me puedes encontrar en el yantardemiscomadres, un besote y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa, le diré a mi marido lo de su cocido que se va a poner más ancho que largo... He conocido tu Blog y me he quedado con dos o tres recetas que tengo que hacer sin falta (esas albondigas de atún, ese bacalao al pil pil.... ummmmm), Ya te contaré, besos!

      Eliminar
  5. qué pasada!!! nunca nunca se me hubiese ocurrido.. había visto lo de la lechuga, pero con boquerones...

    la verdad que me ha gustado mucho eh... tendré que probar!!!

    un besote

    ResponderEliminar
  6. Es curiosa la combinación, verdad?, yo tampoco la había probado antes, la tortilla de lechuga sí, pero con boquerones y fritos... jamás, y me ha gustado mucho, espero que te guste a tí también, un beso!

    ResponderEliminar